FORO COFRADÍAS

Foro de opinión sobre Semana Santa
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3 ... 9, 10, 11  Siguiente
AutorMensaje
sinelabecastulo
Admin
avatar

Mensajes : 2404
Fecha de inscripción : 25/02/2015

MensajeTema: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Dom Nov 13, 2016 9:42 pm

Seguimos por aquí y una vez más, gracias a Benedetto por ir surtiendo el tema.

_________________

Visita HUMILITAS


Última edición por sinelabecastulo el Lun Jun 05, 2017 1:09 pm, editado 6 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Lun Nov 14, 2016 7:55 am

Gracias a vosotros y al jefe de este Foro Cofrade que eres tú ... un abrazo Sinelabecastulo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Lun Nov 14, 2016 7:57 am

Lunes XXXIII en Tiempo Ordinario
Santo Evangelio

Cuando se acercaba Jesús a Jericó, había un ciego sentado al borde del camino, pidiendo limosna. Al oir que pasaba gente, preguntaba que era aquello; y le explicaron: <<Pasa Jesús Nazareno>>. Entonces gritó: <<¡Jesús, hijo de David, ten compasión de mí!>>. Los que iban delante le regañaban para que se callara, pero él gritaba más fuerte: <<¡Hijo de David, ten compasión de mi!>>. Jesús le contestó: <<Recobra la vista, tu fe te ha curado>>. Enseguida recobró la vista y lo siguió glorificando a Dios. Y todo el pueblo, al ver esto, alababa a Dios.

Apocalipsis 1, 1 – 4; 2, 1 – 5a
Salmo 1, 1 – 6
Lucas 18, 35 - 43
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Lun Nov 14, 2016 8:03 am

Lunes XXXIII en Tiempo Ordinario
Reflexión del Evangelio

¡JESÚS, hijo de David, ten compasión de mí! Este sencillo y profundo grito de ayuda no solo le valió al ciego de Jericó para recobrar la vista. A lo largo de los siglos de cristianismo, millones de veces ha salido del corazón y de los labios de los cristianos para pedirte que tengas compasión en todos los ámbitos de la vida. Ten compasión de mi vida sin sentido ni rumbo, ten compasión de mi matrimonio y de mis hijos, ten compasión de mis compañeros de estudio o de trabajo, ten compasión de quienes no tienen un trabajo digno, ni un salario, ni una casa. Y, sobre todo, al estilo del “Peregrino ruso” como “oración del corazón”: Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí, que soy un pecador.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Mar Nov 15, 2016 7:37 am

Martes XXXIII en Tiempo Ordinario
Santo Evangelio

Entró Jesús en Jericó y atravesaba la ciudad. Un hombre llamado Zaqueo, jefe de publicanos y rico, trataba de distinguir quien era Jesús, pero la gente se lo impedía, porque era bajo de estatura. Corrió más adelante y se subió a una higuera, para verlo, porque tenía que pasar por allí. Jesús, al llegar a aquel sitio, levantó los ojos y dijo: <<Zaqueo baja enseguida, porque hoy tengo que alojarme en tu casa>>. El bajó enseguida y lo recibió muy contento. Al ver esto, todos murmuraban, diciendo: <<Ha entrado a hospedarse en casa de un pecador>>. Pero Zaqueo se puso en pie, y dijo al Señor: <<Mira, la mitad de mis bienes, Señor, se lo doy a los pobres; y si de alguno me he aprovechado, le restituiré cuatro veces más>>. Jesús le contestó: <<Hoy ha sido la salvación de esta casa; también este es hijo de Abrahán. Porque el Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido>>.

Apocalipsis 3, 1 – 6. 14 – 22
Salmo 14, 2 – 5
Lucas 19, 110
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Mar Nov 15, 2016 7:42 am

Martes XXXIII en Tiempo Ordinario
Reflexión del Evangelio

SEÑOR, el relato de Zaqueo me hace pensar que incluso de lo que no nos gusta tú puedes sacar grandes beneficios espirituales para el hombre. Zaqueo, por ser bajo de estatura, se encontró contigo. Siendo pecador, encontró junto a ti conversión. No soy digno de que entres en mi casa, pero tú viniste a salvar lo que estaba perdido. Aquí tienes mi pobreza: tu misericordia puede hacer con ella maravillas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Miér Nov 16, 2016 8:15 am

Miércoles XXXIII en Tiempo Ordinario
Santo Evangelio

Dijo Jesús esta parábola: <<Un hombre noble se marchó a un pais lejano para conseguir el titulo de rey, y volver después. Llamó a diez empleados suyos y les repartió diez onzas de oro, diciéndoles: “Negociad mientras vuelvo”. Cuando volvió con el titulo real, mandó llamar a los empleados. El primero se presentó y dijo: “Señor tu onza ha producido diez”. El contestó: “Muy bien, eres un empleado cumplidor; como has sido fiel en una minucia, tendrás autoridad sobre diez ciudades”. El otro llegó y dijo: “Tu onza, señor, ha producido cinco”. A ese le dijo también: “Pues toma tu el mando de cinco ciudades”. El otro llegó y dijo: “Señor, aquí tienes esta onza; la he tenido guardada en el pañuelo; te tenía miedo, porque eres hombre exigente, que reclamas lo que no prestas y siegas lo que no siembras”. Él le contestó: “Por tu boca te condeno, empleado holgazán. ¿Con que sabías que soy exigente, que reclamo lo que no presto y siego lo que no siembro? Pues, ¿por qué no pusiste mi dinero en el banco? Al volver yo, lo habría cobrado con los intereses”. Entonces dijo a los presentes: “: “Quitadle a este la onza y dádsela al que tiene diez”. Le replicaron: “Señor, si ya tiene diez onzas”. Os digo: “Al que tiene se le dará, pero al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene”.

Apocalipsis 4, 1 – 11
Salmo 150, 1 – 5
Lucas 19, 1213. 1526
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Miér Nov 16, 2016 8:19 am

Miércoles XXXIII en Tiempo Ordinario
Reflexión del Evangelio

SEÑOR, tú eres mi Rey, y acepto con gozo lo que me has prestado para servirte a ti y a los hermanos. Que no me crea dueño de mis cualidades, ni las deje inactivas. Te has fiado de mi: ¡que, por tu misericordia, no te defraude!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Maximoo

avatar

Mensajes : 856
Fecha de inscripción : 27/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Miér Nov 16, 2016 10:57 pm

Benedetto escribió:
Lunes XXXIII en Tiempo Ordinario
Santo Evangelio

Cuando se acercaba Jesús a Jericó, había un ciego sentado al borde del camino, pidiendo limosna. Al oir que pasaba gente, preguntaba que era aquello; y le explicaron: <<Pasa Jesús Nazareno>>. Entonces gritó: <<¡Jesús, hijo de David, ten compasión de mí!>>. Los que iban delante le regañaban para que se callara, pero él gritaba más fuerte: <<¡Hijo de David, ten compasión de mi!>>. Jesús le contestó: <<Recobra la vista, tu fe te ha curado>>. Enseguida recobró la vista y lo siguió glorificando a Dios. Y todo el pueblo, al ver esto, alababa a Dios.

Apocalipsis  1,  1 – 4;  2,  1 – 5a
Salmo  1,  1 – 6
Lucas  18,  35 - 43

Esa frase tan sentida "Pasa Jesús Nazareno", que podría ser un título muy apropiado para marcha procesional, en sus tres palabras dice mucho más allá de su aparente sencillez para quien quiera verlo. No me resulta difícil situarme en una escena de hace casi 2.000 años como si estuviera allí y sentirme como si la estuviera viviendo, porque la atmósfera y los personajes son calcados a los de hoy; igual que el infortunio, la desesperación y el menosprecio y abandono al pobre ciego, podemos encontrarlos también en muchos rostros de nuestra sociedad actual. Creo que para poder situarse en esa óptica es imprescindible la Fé y entender la palabra de Dios, pues al que vive en el mundo de hoy encerrado en lo mundano y lo superficial, le parecerá una historia arcaica sin paragón con la vida de hoy, y no querrá darse cuenta que con todo el progreso y la mejora del bienestar en casi 2.000 años, sigue habiendo sufrimiento muy extendido y dolor en la vida del hombre. Quien quiera comprobarlo ahí tiene Africa para hacerlo, pero sin necesidad de ir hasta allí lo puede encontrar en nuestras propias ciudades y barrios.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Jue Nov 17, 2016 7:51 am

Jueves XXXIII en Tiempo Ordinario
Santo Evangelio

Al acercarse Jesús a Jerusalén y ver la ciudad, le dijo llorando: <<¡Si al menos tú comprendieras en este día lo que conduce a la paz! Pero no: está escondido a tus ojos. Llegará un día en que tus enemigos te rodearán de trincheras, te sitiarán, apretarán el cerco, te arrastrarán con tus hijos dentro, y no dejarán piedra sobre piedra. Porque no reconociste el momento de mi venida>>.

Apocalipsis 5, 1 – 10
Salmo 149, 1 – 6. 9
Lucas 19, 4144
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Jue Nov 17, 2016 8:05 am

Jueves XXXIII en Tiempo Ordinario
Reflexión del Evangelio

SEÑOR, me conforta verte con sentimientos humanos, hasta llorar, con misericordia, por tu Ciudad Santa, previendo su destrucción. Esto me da a entender tu disgusto cuando abandono la casa paterna, y tu alegría cuando recobro la dignidad de hijo de Dios. ¡Que comprenda en este día lo que conduce a la paz y a la salvación, y no pierda el tiempo en ocupaciones estériles o, peor, perniciosas! Solo podré escapar de los enemigos que me cercan cuando robustezcas mi fe y esté perfectamente unido a tu corazón misericordioso por la amistad.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Vie Nov 18, 2016 7:46 am

Viernes XXXIII en Tiempo Ordinario
Santo Evangelio

Entró Jesús en el templo y se puso a echar a los vendedores, diciéndoles: <<Escrito está: “Mi casa es casa de oración”; pero vosotros la habéis convertido en una “cueva de bandidos”>>. Todos los días enseñaba en el templo. Los sumos sacerdotes, los escribas y los notables del pueblo intentaban quitarlo de en medio; pero se dieron cuenta de que no podían hacer nada, porque el pueblo entero estaba pendiente de sus labios.

Apocalipsis 10, 8 – 11
Salmo 118, 14. 24. 72. 103. 111. 131
Lucas 19, 4548
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Vie Nov 18, 2016 7:51 am

Viernes XXXIII en Tiempo Ordinario
Reflexión del Evangelio

SEÑOR, mientras unos te miran con rabia y quieren quitarte de en medio, la gente sencilla estaba pendiente de tus labios. ¿Con quién estoy? Tú sabes que, como María de Betania, me quedaría muy a gusto a tus pies, escuchando tu palabra de vida. Lo único necesario. Pero tengo que hacer también las faenas de Marta. Haz que, en medio de los trabajos de esta vida, nunca olvide que tu presencia en mi hace que yo sea casa de oración. Y que jamás la profane, ni, menos, intente echarte de ella: cuento con tu Misericordia para perseverar en la gracia y ser yo misericordioso. ¡Antes morir que pecar!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Maximoo

avatar

Mensajes : 856
Fecha de inscripción : 27/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Sáb Nov 19, 2016 2:31 am

Benedetto escribió:
Jueves XXXIII en Tiempo Ordinario
Santo Evangelio

Al acercarse Jesús a Jerusalén y ver la ciudad, le dijo llorando: <<¡Si al menos tú comprendieras en este día lo que conduce a la paz! Pero no: está escondido a tus ojos. Llegará un día en que tus enemigos te rodearán de trincheras, te sitiarán, apretarán el cerco, te arrastrarán con tus hijos dentro, y no dejarán piedra sobre piedra. Porque no reconociste el momento de mi venida>>.

Apocalipsis  5,  1 – 10
Salmo  149,  1 – 6.  9
Lucas  19,  4144

Éste es el templo del "Dominus flevit", en la colina donde se dice que Jesús lloró al observar Jerusalem.
El templo tiene forma de lágrima, que se apreciaría más en una foto de la otra cara de su fachada.



Foto propia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Sáb Nov 19, 2016 9:44 am

Sábado XXXIII en Tiempo Ordinario
Santo Evangelio

Se acercaron a Jesús unos saduceos, que niegan la resurrección, y le preguntaron: <<Maestro, Moisés nos dejó escrito: “si a uno se le muere su hermano, dejando mujer, pero sin hijos, cásese con la viuda y dé descendencia a su hermano”. Pues bien, había siete hermanos: el primero se casó y murió sin hijos. Y el segundo y el tercero se casaron con ella, y así los siete murieron sin dejar hijos. Por último murió la mujer. Cuando llegue la resurrección, ¿de cuál de ellos será la mujer? Porque los siete han estado casados con ella>>. Jesús les contestó: <<En esta vida, hombres y mujeres se casan; pero los que sean juzgados dignos de la vida futura y de la resurrección de entre los muertos no se casarán. Pues ya no pueden morir, son como ángeles; son hijos de Dios, porque participan en la resurrección. Y que resucitan los muertos, el mismo Moisés lo indica en el episodio de la zarza, cuando llama al Señor ¿Dios de Abrahám, Dios de Isaac, Dios de Jacob”. No es Dios de muertos, sino de vivos; porque para él todos están vivos>>. Intervinieron unos escribas: <<Bien dicho, Maestro>>. Y no se atrevían a hacerle más preguntas.

Apocalipsis 11, 4 – 12
Salmo 143, 1 – 2. 9 – 10
Lucas 20, 2740
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Sáb Nov 19, 2016 9:48 am

Sábado XXXIII en Tiempo Ordinario
Reflexión del Evangelio

SEÑOR, tú has dejado este mundo en manos de los hombres, colaboradores del Dios Creador. Pero también hay quien intenta tener en sus manos el gobierno y la organización de la gloria eterna. ¿No basta con el mal que hacemos en el mundo? Por tu misericordia, haz que en esta vida siga tus huellas terrenas, y cuando como hijo de Dios participe de tu resurrección, vea con mis ojos que tú eres un Dios de vivos y experimente que la Vida sólo está en ti.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Dom Nov 20, 2016 12:14 am

Domingo XXXIV en Tiempo Ordinario
Primera Lectura

En aquellos días, todas las tribus de Israel fueron a Hebrón a ver a David y le dijeron: <<Hueso y carne tuya somos; ya hace tiempo, cuando todavía Saúl era nuestro rey, eras tú quien dirigías las entradas y salidas de Israel. Además el Señor te ha prometido: Tú serás el pastor de mi pueblo, Israel, tu serás el jefe de Israel>>. Todos los ancianos de Israel fueron a Hebrón a ver al rey, y el rey David hizo con ellos un pacto en Hebrón, en presencia del Señor, y ellos ungieron a David como rey de Israel.

2Samuel (Samuel pertenece a Los Libros Históricos que son doce y Samuel se divide en dos partes y la de hoy es la segunda. Se centra y nos habla de dos grandes monarcas: Saúl y David. Nos habla, Samuel, de una nueva manera de ver las cosas; cuando hay un pleito no empuña la espada o el bastón de mando, él se hace confidente del Señor, lo recibe en su corazón y presenta su intercesión. Todo es del Antiguo Testamento) 5, 1 – 3
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Dom Nov 20, 2016 12:27 am

Domingo XXXIV en Tiempo Ordinario
Segunda Lectura
Damos gracias a Dios Padre, que nos ha hecho capaces de compartir la herencia del pueblo santo en la luz. Él nos ha sacado del dominio de las tinieblas, y nos ha trasladado al reino de su Hijo querido, por cuya sangre hemos recibido la redención, el perdón de los pecados. Él es imagen de Dios invisible, primogénito de toda criatura; porque por medio de él fueron creadas todas las cosas: celestes y terrestres, visibles e invisibles, tronos, dominaciones, principados, potestades; todo fue creado por él y para él. Él es anterior a todo, y todo se mantiene en él. Él es también la cabeza del cuerpo: de la Iglesia. Él es el principio, el primogénito de entre los muertos, y así es el primero en todo. Porque en él quiso Dios que residiera toda la plenitud. Y por él quiso reconciliar consigo todos los seres: los del cielo y los de la tierra, haciendo la paz por la sangre de su cruz.

Colosenses (Colosenses es la penúltima carta de San Pablo que son siete. Nuestro amigo y amado Pablo ya estaba prisionero en Roma. De allí escribe a la comunidad cristiana de Colosos situada en Frigia hoy actual Turquía y Pablo nos habla de una importante herejía que amenazaba y amenaza la fe genuina en Jesucristo nuestro Señor. En la carta expone la centralidad de Jesucristo ya no solo en categorías de justicia y de ley sino en la visión de un Dios cósmico cabeza de la Iglesia que es su Cuerpo, y se incorpora a los cristianos a su muerte y a su resurrección. Todo del Nuevo Testamento) 1, 12 – 20
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Dom Nov 20, 2016 12:35 am

Domingo XXXIV en Tiempo Ordinario
Solemnidad de Jesucristo Rey del Universo

Hoy termina el Jubileo de la Misericordia

Vamos alegres a la casa del Señor

Santo Evangelio

Las autoridades y el pueblo hacían muecas a Jesús diciendo: <<A otros ha salvado; que se salve a si mismo, si él es el Mesías de Dios, el Elegido>>. Se burlaban de él también los soldados, ofreciendole vinagre y diciendo: <<Si tú eres el rey de los judíos, sálvate a ti mismo>>. Había encima un letrero en escritura griega, latina y hebrea: Este es el rey de los judíos. Uno de los malhechores crucificados lo insultaba diciendo: <<¿No eres tú el Mesías? Sálvate a ti mismo y a nosotros>>. Pero el otro lo increpaba: <<¿Ni siquiera temes tú a Dios estando en el mismo suplicio? Y lo nuestro es justo, porque recibimos el pago de lo que hicimos; en cambio, este no ha faltado en nada>>. Y decía: <<Jesús, acuérdate de mi cuando llegues a tu reino>>. Jesús le respondió: <<Te lo aseguro: hoy estarás conmigo en el paraíso>>.

Lucas 23, 3543
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Dom Nov 20, 2016 12:38 am

Domingo XXXIV en Tiempo Ordinario
Reflexión del Evangelio

CRISTO REY, coronado de espinas, tú eres el único y verdadero rey del universo. Esa es la verdad de la que eres testigo. Y escucho tu voz como todo el que es de la verdad. Eres mi Rey, aunque te vea con una corona de espinas y una caña como cetro. Eres mi Rey, aunque te desnuden y te eleven clavado en la cruz. Así, desde la Cruz, que es tu trono de gloria, venciste la muerte y el pecado, y nos haces participe de tu victoria. ¡Por tú infinita Misericordia, acuérdate de mi, ahora que estás en tu reino!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Maximoo

avatar

Mensajes : 856
Fecha de inscripción : 27/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Dom Nov 20, 2016 7:13 pm

HOMILÍA DEL PAPA FRANCISCO EN LA MISA DE CIERRE DEL JUBILEO DE LA MISERICORDIA


A continuación, el texto completo de la homilía:

La solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo corona el año litúrgico y este Año santo de la misericordia. El Evangelio presenta la realeza de Jesús al culmen de su obra de salvación, y lo hace de una manera sorprendente. «El Mesías de Dios, el Elegido, el Rey» (Lc 23,35.37) se presenta sin poder y sin gloria: está en la cruz, donde parece más un vencido que un vencedor. Su realeza es paradójica: su trono es la cruz; su corona es de espinas; no tiene cetro, pero le ponen una caña en la mano; no viste suntuosamente, pero es privado de la túnica; no tiene anillos deslumbrantes en los dedos, sino sus manos están traspasadas por los clavos; no posee un tesoro, pero es vendido por treinta monedas.

Verdaderamente el reino de Jesús no es de este mundo (cf. Jn 18,36) ; pero justamente es aquí —nos dice el Apóstol Pablo en la segunda lectura—, donde encontramos la redención y el perdón (cf. Col 1,13-14). Porque la grandeza de su reino no es el poder según el mundo, sino el amor de Dios, un amor capaz de alcanzar y restaurar todas las cosas. Por este amor, Cristo se abajó hasta nosotros, vivió nuestra miseria humana, probó nuestra condición más ínfima: la injusticia, la traición, el abandono; experimentó la muerte, el sepulcro, los infiernos. De esta forma nuestro Rey fue incluso hasta los confines del Universo para abrazar y salvar a todo viviente. No nos ha condenado, ni siquiera conquistado, nunca ha violado nuestra libertad, sino que se ha abierto paso por medio del amor humilde que todo excusa, todo espera, todo soporta (cf. 1 Co 13,7). Sólo este amor ha vencido y sigue venciendo a nuestros grandes adversarios: el pecado, la muerte y el miedo.

Hoy queridos hermanos y hermanas, proclamamos está singular victoria, con la que Jesús se ha hecho el Rey de los siglos, el Señor de la historia: con la sola omnipotencia del amor, que es la naturaleza de Dios, su misma vida, y que no pasará nunca (cf. 1 Co 13,8 ). Compartimos con alegría la belleza de tener a Jesús como nuestro rey; su señorío de amor transforma el pecado en gracia, la muerte en resurrección, el miedo en confianza.

Pero sería poco creer que Jesús es Rey del universo y centro de la historia, sin que se convierta en el Señor de nuestra vida: todo es vano si no lo acogemos personalmente y si no lo acogemos incluso en su modo de reinar. En esto nos ayudan los personajes que el Evangelio de hoy presenta. Además de Jesús, aparecen tres figuras: el pueblo que mira, el grupo que se encuentra cerca de la cruz y un malhechor crucificado junto a Jesús.

En primer lugar, el pueblo: el Evangelio dice que «estaba mirando» (Lc 23,35): ninguno dice una palabra, ninguno se acerca. El pueblo esta lejos, observando qué sucede. Es el mismo pueblo que por sus propias necesidades se agolpaba entorno a Jesús, y ahora mantiene su distancia. Frente a las circunstancias de la vida o ante nuestras expectativas no cumplidas, también podemos tener la tentación de tomar distancia de la realeza de Jesús, de no aceptar totalmente el escándalo de su amor humilde, que inquieta nuestro «yo», que incomoda. Se prefiere permanecer en la ventana, estar a distancia, más bien que acercarse y hacerse próximo. Pero el pueblo santo, que tiene a Jesús como Rey, está llamado a seguir su camino de amor concreto; a preguntarse cada uno todos los días: «¿Qué me pide el amor? ¿A dónde me conduce? ¿Qué respuesta doy a Jesús con mi vida?».

Hay un segundo grupo, que incluye diversos personajes: los jefes del pueblo, los soldados y un malhechor. Todos ellos se burlaban de Jesús. Le dirigen la misma provocación: «Sálvate a ti mismo» (cf. Lc 23,35.37.39). Es una tentación peor que la del pueblo. Aquí tientan a Jesús, como lo hizo el diablo al comienzo del Evangelio (cf. Lc 4,1-13), para que renuncie a reinar a la manera de Dios, pero que lo haga según la lógica del mundo: baje de la cruz y derrote a los enemigos. Si es Dios, que demuestre poder y superioridad. Esta tentación es un ataque directo al amor: «Sálvate a ti mismo» (vv. 37. 39); no a los otros, sino a ti mismo. Prevalga el yo con su fuerza, con su gloria, con su éxito. Es la tentación más terrible, la primera y la última del Evangelio. Pero ante este ataque al propio modo de ser, Jesús no habla, no reacciona. No se defiende, no trata de convencer, no hace una apología de su realeza. Más bien sigue amando, perdona, vive el momento de la prueba según la voluntad del Padre, consciente de que el amor dará su fruto.

Para acoger la realeza de Jesús, estamos llamados a luchar contra esta tentación, a fijar la mirada en el Crucificado, para ser cada vez más fieles. Cuántas veces en cambio, incluso entre nosotros, se buscan las seguridades gratificantes que ofrece el mundo. Cuántas veces hemos sido tentados a bajar de la cruz. La fuerza de atracción del poder y del éxito se presenta como un camino fácil y rápido para difundir el Evangelio, olvidando rápidamente el reino de Dios como obra. Este Año de la misericordia nos ha invitado a redescubrir el centro, a volver a lo esencial. Este tiempo de misericordia nos llama a mirar al verdadero rostro de nuestro Rey, el que resplandece en la Pascua, y a redescubrir el rostro joven y hermoso de la Iglesia, que resplandece cuando es acogedora, libre, fiel, pobre en los medios y rica en el amor, misionera. La misericordia, al llevarnos al corazón del Evangelio, nos exhorta también a que renunciemos a los hábitos y costumbres que pueden obstaculizar el servicio al reino de Dios; a que nos dirijamos sólo a la perenne y humilde realeza de Jesús, no adecuándonos a las realezas precarias y poderes cambiantes de cada época.

En el Evangelio aparece otro personaje, más cercano a Jesús, el malhechor que le ruega diciendo: «Jesús, acuérdate de mí cuando llegues a tu reino» (v. 42). Esta persona, mirando simplemente a Jesús, creyó en su reino. Y no se encerró en sí mismo, sino que con sus errores, sus pecados y sus dificultades se dirigió a Jesús. Pidió ser recordado y experimentó la misericordia de Dios: «hoy estarás conmigo en el paraíso» (v. 43). Dios, a penas le damos la oportunidad, se acuerda de nosotros. Él está dispuesto a borrar por completo y para siempre el pecado, porque su memoria, no como la nuestra, olvida el mal realizado y no lleva cuenta de las ofensas sufridas. Dios no tiene memoria del pecado, sino de nosotros, de cada uno de nosotros, sus hijos amados. Y cree que es siempre posible volver a comenzar, levantarse de nuevo.

Pidamos también nosotros el don de esta memoria abierta y viva. Pidamos la gracia de no cerrar nunca la puerta de la reconciliación y del perdón, sino de saber ir más allá del mal y de las divergencias, abriendo cualquier posible vía de esperanza. Como Dios cree en nosotros, infinitamente más allá de nuestros méritos, también nosotros estamos llamados a infundir esperanza y a dar oportunidad a los demás. Porque, aunque se cierra la Puerta santa, permanece siempre abierta de par en par para nosotros la verdadera puerta de la misericordia, que es el Corazón de Cristo. Del costado traspasado del Resucitado brota hasta el fin de los tiempos la misericordia, la consolación y la esperanza.

Muchos peregrinos han cruzado la Puerta santa y lejos del ruido de las noticias has gustado la gran bondad del Señor. Damos gracias por esto y recordamos que hemos sido investidos de misericordia para revestirnos de sentimientos de misericordia, para ser también instrumentos de misericordia. Continuemos nuestro camino juntos. Nos acompaña la Virgen María, también ella estaba junto a la cruz, allí ella nos ha dado a luz como tierna Madre de la Iglesia que desea acoger a todos bajo su manto. Ella, junto a la cruz, vio al buen ladrón recibir el perdón y acogió al discípulo de Jesús como hijo suyo. Es la Madre de misericordia, a la que encomendamos: todas nuestras situaciones, todas nuestras súplicas, dirigidas a sus ojos misericordiosos, que no quedarán sin respuesta."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Maximoo

avatar

Mensajes : 856
Fecha de inscripción : 27/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Dom Nov 20, 2016 7:14 pm

La puerta de la Misericordia de Corazón de Cristo está siempre abierta, dice el Papa.


Por Álvaro de Juana

VATICANO, 20 Nov. 16 / 05:32 am (ACI).-

Durante la homilía, el Pontífice hizo un breve balance de lo que ha supuesto el Año Santo para la Iglesia y aseguró que “aunque se cierra la Puerta Santa, permanece siempre abierta de par en par para nosotros la verdadera puerta de la misericordia, que es el Corazón de Cristo”.

“Este Año de la Misericordia nos ha invitado a redescubrir el centro, a volver a lo esencial. Este tiempo de misericordia nos llama a mirar al verdadero rostro de nuestro Rey, el que resplandece en la Pascua, y a redescubrir el rostro joven y hermoso de la Iglesia, que resplandece cuando es acogedora, libre, fiel, pobre en los medios y rica en el amor, misionera”.

“La misericordia, al llevarnos al corazón del Evangelio, nos exhorta también a que renunciemos a los hábitos y costumbres que pueden obstaculizar el servicio al reino de Dios; a que nos dirijamos sólo a la perenne y humilde realeza de Jesús, no adecuándonos a las realezas precarias y poderes cambiantes de cada época”, explicó.

El Papa invitó a pedir la gracia “de no cerrar nunca la puerta de la reconciliación y del perdón, sino de saber ir más allá del mal y de las divergencias, abriendo cualquier posible vía de esperanza”.

“Como Dios cree en nosotros, infinitamente más allá de nuestros méritos, también nosotros estamos llamados a infundir esperanza y a dar oportunidad a los demás” porque "aunque se cierra la Puerta Santa, permanece siempre abierta de par en par para nosotros la verdadera puerta de la misericordia, que es el Corazón de Cristo. Del costado traspasado del Resucitado brota hasta el fin de los tiempos la misericordia, la consolación y la esperanza”.

Francisco afirmó además que “muchos peregrinos han cruzado la Puerta Santa y lejos del ruido de las noticias has gustado la gran bondad del Señor”.

Por otro lado, el Papa habló de la solemnidad de Jesucristo Rey del Universo y explicó que “el Evangelio presenta la realeza de Jesús al culmen de su obra de salvación, y lo hace de una manera sorprendente”.

“Su realeza es paradójica: su trono es la cruz; su corona es de espinas; no tiene cetro, pero le ponen una caña en la mano; no viste suntuosamente, pero es privado de la túnica; no tiene anillos deslumbrantes en los dedos, sino sus manos están traspasadas por los clavos; no posee un tesoro, pero es vendido por treinta monedas”.

Como en otras ocasiones, el Santo Padre subrayó que “la grandeza de su reino no es el poder según el mundo, sino el amor de Dios, un amor capaz de alcanzar y restaurar todas las cosas”.

“Por este amor, Cristo se abajó hasta nosotros, vivió nuestra miseria humana, probó nuestra condición más ínfima: la injusticia, la traición, el abandono; experimentó la muerte, el sepulcro, los infiernos”.

“Hoy queridos hermanos y hermanas –añadió– proclamamos esta singular victoria, con la que Jesús se ha hecho el Rey de los siglos, el Señor de la historia: con la sola omnipotencia del amor, que es la naturaleza de Dios, su misma vida, y que no pasará nunca”.

Francisco también exhortó a los miles de fieles presentes en la plaza a acoger “personalmente” a Jesús y reconocerlo como “el Señor de nuestra vida”. "Todo es vano si no lo acogemos personalmente y si no lo acogemos incluso en su modo de reinar. En esto nos ayudan los personajes que el Evangelio de hoy presenta. Además de Jesús, aparecen tres figuras: el pueblo que mira, el grupo que se encuentra cerca de la cruz y un malhechor crucificado junto a Jesús".

“¿Qué me pide el amor? ¿A dónde me conduce? ¿Qué respuesta doy a Jesús con mi vida?”, se preguntó el Papa. A continuación, invitó a no dudar de Cristo en la cruz y evitar la tentación de “bajar de la cruz”. “La fuerza de atracción del poder y del éxito se presenta como un camino fácil y rápido para difundir el Evangelio, olvidando rápidamente el reino de Dios como obra”.

Sin embargo, “Él está dispuesto a borrar por completo y para siempre el pecado, porque su memoria, no como la nuestra, olvida el mal realizado y no lleva cuenta de las ofensas sufridas. Dios no tiene memoria del pecado, sino de nosotros, de cada uno de nosotros, sus hijos amados. Y cree que es siempre posible volver a comenzar, levantarse de nuevo”.

Al término de la Misa el Papa Francisco ha firmado la nueva Carta Apostólica Misericordia et Misera que se hará pública de manera oficial el lunes 21 de noviembre y tiene como fin invitar a toda la Iglesia a vivir la misericordia con la misma intensidad con la que lo ha hecho durante el Jubileo.

Fuente:www.aciprensa.com
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Lun Nov 21, 2016 7:24 am

Lunes XXXIV en Tiempo Ordinario
Santo Evangelio

Alzando Jesús los ojos, vio unos ricos que echaban donativos en el arca de las ofrendas; vio también una viuda pobre que echaba dos reales, y dijo: <<Sabed que esa pobre viuda ha echado más que nadie, porque todos los demás han echado de lo que les sobra, pero ella, que pasa necesidad, ha echado todo lo que tenía para vivir>>.

Apocalipsis 14, 1 – 3. 4b – 5
Salmo 23, 1 – 6
Lucas 21, 14
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Lun Nov 21, 2016 7:30 am

Lunes XXIV en Tiempo Ordinario
Reflexión del Evangelio

SEÑOR, me admira el gesto de total desprendimiento de la pobre viuda, que te ofreció todo lo que tenía, para tu gloria en el templo de Israel. Y descubro con gozo lo atento que estás para ver hasta lo más insignificante de lo que ocurre en tu entorno. El templo era maravilloso, y cuanto más lo mirabas más te encantaba su belleza. Pero prefieres fijarte en los templos vivos que somos nosotros. Y admirar y reconocer lo bueno que hacemos. Ojalá mi pobre vida merezca la alabanza que hiciste de la viuda que se fió de ti y no quedó defraudada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Mar Nov 22, 2016 8:19 am

Martes XXXIV en Tiempo Ordinario
Santo Evangelio

Algunos ponderaban la belleza del templo, por la calidad de la piedra y los exvotos. Jesús les dijo: <<Esto que contempláis, llegará un día en que no quedará piedra sobre piedra: todo será destruido>>. Ellos le preguntaron: <<Maestro ¿Cuándo va a ser eso? ¿y cual será la señal de que todo eso está para suceder?>>. Él contestó: <<Cuidado con que nadie os engañe. Porque muchos vendrán usurpando mi nombre, diciendo: “Yo soy” o bien: “el momento está cerca”; no vayáis tras ellos. Cuando oigáis noticias de guerra y de revoluciones, no tengáis pánico. Porque eso tiene que ocurrir primero, pero el final no vendrá enseguida>>. Luego les dijo: <<Se alzará pueblo contra pueblo y reino contra reino, habrá grandes terremotos, y en diversos países epidemias y hambre. Habrá también espantos y grandes signos en el cielo>>.

Apocalipsis 14, 14 – 19
Salmo 95, 10 – 13
Lucas 21, 511
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Mar Nov 22, 2016 8:24 am

Martes XXXIV en Tiempo Ordinario
Reflexión del Evangelio

SEÑOR, nunca han faltado falsos profetas y engañadores de oficio. Pero tú me abres los ojos para descubrir la falsedad que hay en ellos y la Verdad que eres tú. En medio de las mayores catástrofes y tormentas de la vida, estás tú, aunque te hagas el dormido recostado en la barca de mi vida. Por eso, espero que no cunda el pánico en mi corazón, pase lo que pase. Confío en tu Misericordia, no quedaré confundido.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Miér Nov 23, 2016 7:47 am

Miércoles XXXIV en Tiempo Ordinario
Santo Evangelio

Dijo Jesús a sus discípulos: <<Os echarán mano, os perseguirán entregándoos a las sinagogas y a la cárcel, y os harán comparecer ante reyes y gobernadores, por causa mía. Así tendréis ocasión de dar testimonio. Haced propósito de no preparar vuestra defensa, porque yo os daré palabras y sabiduría a las que no podrá hacer frente ni contradecir ningún adversario vuestro. Y hasta vuestros padres, y parientes, y hermanos, y amigos os traicionarán, y matarán a algunos de vosotros, y todos os odiarán por causa mía. Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá; con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas>>.

Apocalipsis15, 1-4
Salmo 97, 3. 7 – 9
Lucas 21, 1219
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Miér Nov 23, 2016 7:56 am

Miércoles XXXIV en Tiempo Ordinario
Reflexión del Evangelio

SEÑOR, la historia de la Iglesia da testimonio de que me dices la verdad, desde la era apostólica hasta nuestros días. Tus apóstoles “estaban contentos por haber sido considerados dignos de sufrir a causa de tu nombre”. Y en los mártires de los ventiún siglos se cumplen tus predicciones. Desde mi fragilidad, quiero dar testimonio valiente de ti y de tu Iglesia y estar contento cuando, a causa de tu nombre, sea ultrajado, despreciado, perseguido. Mira con Misericordia mi buena voluntad y la perseverancia que salva.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Jue Nov 24, 2016 7:52 am

Jueves XXXIV en Tiempo Ordinario
Santo Evangelio

Dijo Jesús a sus discípulos: <<Cuando veáis a Jerusalén sitiada por ejércitos, sabed que está cerca su destrucción. Entonces, los que estén en Judea, que huyan a la sierra; los que estén en la ciudad, que se alejen; los que estén en el campo, que no entren en la ciudad; porque serán días de venganza en que se cumplirá lo que está escrito. ¡Ay de las que estén en cinta o criando en aquellos días! Porque habrá angustia tremenda en esta tierra y un castigo para este pueblo. Caerán a filo de espada, los llevarán cautivos a todas las naciones, Jerusalén será pisoteada por los gentiles, hasta que los gentiles les llegue su hora. Habrá signos en el sol y la luna y las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, enloquecidas por el estruendo del mar y el oleaje. Los hombres quedarán sin aliento por el miedo y la ansiedad ante lo que se le viene encima al mundo, pues los astros se tambalearán. Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube, con gran poder y majestad. Cuando empiece a suceder esto, levantaos, alzad la cabeza: se acerca vuestra liberación>>.

Apocalipsis 18, 1 – 2. 21 – 23.; 19, 1 – 3. 9a
Salmo 99, 2 – 5
Lucas 21, 2028
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Jue Nov 24, 2016 7:56 am

Jueves XXXIV en Tiempo Ordinario

Reflexión del Evangelio

SEÑOR, si tuviera puesta mi esperanza en este mundo, temería el final. Pero ese final -de mi vida, del mundo- me abre la puerta para la Vida. Como Pablo, exclamo: ¿Quién me librará de este cuerpo de muerte? Por eso, me uno exultante a tus palabras: Levantaos, alzad la cabeza: se acerca vuestra liberación.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Vie Nov 25, 2016 7:49 am

Viernes XXXIV en Tiempo Ordinario
Santo Evangelio

Expuso Jesús una parábola a sus discípulos: <<Fijaos en la higuera o en cualquier árbol: cuando echan brotes, os basta verlos para saber que el verano está cerca. Pues cuando veáis que suceden estas cosas, sabed que esta cerca el reino de Dios. Os aseguro que antes que pase esta generación todo eso se cumplirá. El cielo y la tierra pasarán, mis palabras no pasarán>>.

Apocalipsis 20, 1 – 4. 11 – 21, 2
Salmo 83, 3 – 8
Lucas 21, 29 -33
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Vie Nov 25, 2016 7:53 am

Viernes XXXIV en Tiempo Ordinario
Reflexión del Evangelio

SEÑOR, eres contundente al afirmar que, aunque pasen cielo y tierra, tu Palabra no pasará. Con los apóstoles, te digo hoy: ¡Ahora si que hablas claro! Y esa claridad tan rotunda ilumina mi vida. No quiero otros maestros. Me bastas tú, que no solo das luz, sino que me ayudas a caminar por tu camino iluminado hacia la luz sin ocaso.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Sáb Nov 26, 2016 11:12 am

Sábado XXXIV en Tiempo Ordinario
Santo Evangelio

Dijo Jesús a sus discípulos: <<Tened cuidado no se os embote la mente con el vicio, la bebida y los agobios de la vida, y se os eche encima de repente aquel día; porque caerá como un lazo sobre todos los habitantes de la tierra. Estad siempre despiertos, pidiendo fuerza para escapar de todo lo que está por venir y manteneros en pie ante el Hijo del hombre>>.

Apocalipsis 22, 1 – 7
Salmo 94, 1 – 7
Lucas 21, 3436
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Sáb Nov 26, 2016 11:18 am

Sábado XXXIV en Tiempo Ordinario
Reflexión del Evangelio

SEÑOR, no es momento de vicios y agobios de la vida que embotan la mente. Tu palabra en estos días apuntan hacia ese momento grandioso y decisivo para la humanidad, los fenómenos que rodearán tu venida gloriosa. Por eso adviertes: Tened cuidado, estad siempre despiertos, manteneos en pie … Y, conociendo nuestra debilidad, me aconsejas que te pida fuerza para escapar de todo lo que está por venir. Mándame, Señor, tu Espíritu de fortaleza, que robustezca mi fe, afiance mi esperanza y encienda mi amor a ti, que vienes con poder, y a los hermanos débiles como yo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Maximoo

avatar

Mensajes : 856
Fecha de inscripción : 27/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Sáb Nov 26, 2016 10:30 pm

2. LA MISERICORDIA ELIMINA O REGULA LOS JUICIOS


Dice Jesús: Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia (Mt 5,7). Misericordia (miseria + cor): ver y responder desde el corazón. Misericordioso es aquel que, al verse lleno de fallos y defectos, no se juzga en su mente, sino que con un corazón humilde, se acepta como es, se acepta con gratitud a quien lo creó a su imagen y semejanza y lo redimió con su sangre, y con plena confianza se pone en manos de su Hacedor. No se culpabiliza, pero se responsabiliza de la calidad de su vida y con la ayuda del cielo se esfuerza por remediar sus fallos y superar sus limitaciones. Misericordioso y sabio es el que mira a otros con los ojos del corazón, los visualiza sumergidos en la misericordia de Dios, y no los juzga, sino que pide a Jesús le preste su Corazón para amar a todos como él el ama.

Juicios temerarios. Por desgracia entre los seres humanos, creyentes incluidos, abundan los juicios temerarios: juicios ligeramente emitidos, fundados en apariencias. Si queremos ser verdaderos discípulos de Jesús es necesario tomar muy en serio las palabras de nuestro divino Maestro y de sus grandes testigos. " No juzguéis y no seréis juzgados, porque con el juicio con que juzgareis seréis juzgados, y con la medida con que midáis se os medirá" (Mt 7,1). " No queráis juzgar por las apariencias, sino juzgad por un juicio recto" (Jn 7, 24). "Uno solo es el legislador y el  juez que puede salvar y puede perder. Tú, empero, ¿quién eres para juzgar  a tu prójimo?" (Sant 4, 12-13). Al juzgar a otros ¿no cometemos la temeridad de asumir el papel de Dios?

Y san Pablo: "¿Quién eres tú para juzgar al que es siervo de otro? Si cae, o se mantiene firme, esto pertenece a su amo: pero firme se mantendrá, pues poderoso es Dios para sostenerle... ¿Por qué  tú condenas a tu hermano? O ¿por qué tú desprecias a tu hermano, cuando todos hemos de comparecer ante el tribunal de Dios?...No nos juzguemos, pues, ya más los unos a los otros, y mirad sobre todo que no pongáis tropiezo o escándalo al hermano" (Rom 14, 4. 10.13).  ¡Cuidado con el mal ejemplo!

La meta del misericordioso es no juzgar ni criticar a nadie; mirar a todos con los ojos de un corazón comprensivo y compasivo como el de Jesús. Para llegar a esa meta es preciso luchar día a día con ciertos enemigos internos. Uno es la tendencia a juzgar por apariencias: otro es la compulsión a juzgar según nuestro subconsciente, donde abundan las sombras y prejuicios.

A la fuente  de los juicios. Para corregir la tendencia a juzgar por apariencias, es preciso detectar y eliminar su fuente. La fuente más común es nuestra excesiva dependencia de la mente. En nuestra cultura abunda la información (”infoxicación”); escasea la sabiduría. La información alimenta la mente; pero la mente nunca puede ver el estado interno de otra persona, ni su intención real. Por desgracia son pocos los sabios que saben mirar con los ojos del corazón iluminados por el Espíritu de la verdad. Para evitar juicios temerarios es preciso orar: "Que el Padre de la gloria nos conceda espíritu de sabiduría e ilumine los ojos de nuestro corazón para que comprendamos cuál es la esperanza a la que nos llama y cuál la riqueza de gloria que nos da en herencia" (Ef. 1,17ss). ¿Cómo sabes tú la riqueza de gloria a la que Dios tiene destinado a ese hermano al que tú juzgas ahora ligeramente?

A veces los juicios temerarios nacen de la envidia consciente o inconsciente. Y a veces del resentimiento oculto, que lleva a exagerar los fallos del prójimo. La mota en ojo ajeno no es una viga. En el peor de los casos del orgullo: "Yo no soy como los demás hombres, ni como ese publicano" (Lc 18,9ss).

  > Nuestro subconsciente es un campo enorme y ejerce una enorme influencia sobre nuestra vida. En ese campo abundan prejuicios y sombras. Es preciso vigilar y orar para no caer en la tentación...

Prejuicios. Fácilmente juzgamos a una persona o situación presente, a la luz de una experiencia del pasado. Un ejemplo muy iluminativo en la vida de Santa Teresita del niño Jesús: "Hay en la comunidad una hermana que tiene el don de disgustarme en todo. Sus modales, sus palabras, su carácter, todo en ella me desagrada en gran manera. Sin embargo, se trata de una santa religiosa" (C 13,v). Conociendo la niñez de Teresita es fácil adivinar a qué se debe su ciega repugnancia hacia esa santa religiosa. Se trata de un caso de transferencia de una experiencia de su niñez a la situación actual. Teresita lucha heroicamente con sus sentimientos, pero estos duran toda vida. Hoy lo hubiese podido remediar con un baño de luz.

Sombras.
En la niñez y más tarde hemos rechazado muchas cosas de nosotros mismos, por considerar que no se ajustaban a nuestro ideal. Todo ello pasó al subconsciente, y ahí quedó almacenado como sombras. Al ser sombras no lo vemos en nosotros; pero al percibir algo semejante en el vecino, nos choca, irrita y tendemos a rechazarlo ciegamente.
La persona honesta aquí tiene una valiosa clave para reconocer, admitir e integrar sus sombras. Si así  lo hace, con la ayuda de Dios o de otros, se enriquecerá grandemente, será una persona más auténtica, más completa, más comprensiva y amable. "Las sombras son un 90% oro puro", dice un gran psicólogo.

Valor de los juicios humanos. "En cuanto a mí, muy poco se me da ser juzgado por vosotros o de cualquier tribunal humano, que ni aun a mí mismo me juzgo. Mi juez es el Señor" (1Cor 4, 3): así razona sabiamente San Pablo: Ante los juicios humanos, la sabiduría de la cruz nos lleva a callar y perdonar, en imitación de Cristo, que siendo Dios se anonadó a sí mismo tomando la naturaleza de siervo (Fl 2,5s).
Y ante las graves acusaciones de los Judíos "Jesús callaba" (Mt 26, 63). El ejemplo de Cristo está en la base de la sabiduría cristiana del perdón y del silencio en muchas ocasiones de la vida diaria.

¡Mi juez es el Señor! Y sé que el Señor es un  juez justo y excesivamente  misericordioso. Al ser justo tiene en cuenta mis muchas limitaciones; al ser misericordioso, ante mis limitaciones y caídas se apresura a acudir en mi ayuda. Por eso "cuando me siento débil es cuando soy más fuerte" (2Co 12,10).

Cuando se debe juzgar. Hay ocasiones en que por oficio o por caridad es preciso juzgar y corregir. Esta es una de las obras de misericordia más urgentes en nuestra sociedad, y más delicadas. Se requiere un corazón comprensivo, misericordioso y obediente al Espíritu Santo.  A los padres de familia, y acaso más a las madres, Dios les ha confiado la educación de sus hijos. Eso implica estar atentos a posibles peligros y desviaciones en sus hijos, para corregirlas a tiempo. Si recurren en fe al Espíritu Santo o al Maestro Divino, ciertamente recibirán los carismas más aptos para esa delicada función.

A sus discípulos dice el Señor: "Si tu hermano peca, repréndele a solas. Si te hace caso has salvado a tu hermano. Si no te hace caso llama a otro o a otros dos para que el asunto quede confirmado por dos a tres testigos. Si no les hace caso, díselo a la comunidad; y si no hace caso considéralo como un pagano" (Mt 18, l5 ss.). Para enjuiciar correctamente en este caso, en primer lugar hace falta mucha luz y humildad. Lo que está de por medio es la gloria de Dios y el bien de los hermanos, más que la propia honra.

Luego hace falta nueva luz, gran humildad y valor para mirar al interior de uno mismo, sobre todo a nivel del subconsciente, donde se mueve el ego y donde abundan las sombras y prejuicios personales.

Antes de enjuiciar a una persona es esencial que uno esté libre de prejuicios contra esa persona y de sombras perjudiciales. Dice el Señor: "¿Por qué miras la paja en el ojo de tu hermano, y no ves la viga en el tuyo? ¿Cómo puedes decir a tu hermano: Déjame sacar la paja de tu ojo, teniendo una viga en el tuyo? ¡Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano" (Mt 7:1-5). Los prejuicios y las sombras que anidan en mí son como vigas, y hacen que yo vea la mota en el ojo ajeno como algo muy molesto y alarmante como una viga.

El buen educador ante todo predica con el propio testimonio de vida y ejemplo de virtud, según el dicho popular: "las palabras mueven, pero el ejemplo arrastra". Santiago escribe: "Todos faltamos de muchas maneras. Si uno no falta en las palabras, es un hombre perfecto" (St 3,2). ¡Cuántos complejos se crean en la niñez por palabras despectivas o airadas! ¡influyen de por vida la percepción de la realidad!

Cuando las palabras no nacen de un corazón misericordioso, pueden humillar y herir a una persona, sobre todo cuando se reprende o se difama en público... Decía Jesús: "Habéis oído que se dijo: No matarás, y el que mate será llevado a juicio. Pero yo os digo: el que insulte a su hermano será llevado a juicio" (Mt 5,21ss). ¡Qué fácil herir al prójimo con la arrogancia, la presunción, la humillación, incluso asesinar su reputación con la calumnia y la mentira!

"Todos faltamos de muchas  maneras.  Si uno no falta en el hablar, es un hombre  perfecto, capaz de controlar también  todo su cuerpo" (St 3.2).
Espíritu Santo. te entrego el control de mi mente y mi lengua, de mis pensamientos, palabras, de mis actitudes y gestos. Ayúdame a ser Jesús para otros.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Dom Nov 27, 2016 10:28 am

Domingo Primero de Adviento
Primera Lectura

Visión de Isaías, hijo de Amós, acerca de Judá y de Jerusalén: al final de los días estará firme el monte de la casa del Señor, en la cima de los montes, encumbrados sobre las montañas. Hacia él confluirán los gentiles, caminarán pueblos numerosos. Dirán: venid, subamos al monte del Señor, a la casa del Dios de Jacob. Él nos instruirá en sus caminos y marcharemos por sus sendas; porque de Sión saldrá la ley, de Jerusalén la palabra del Señor. Será al árbitro de las naciones, el juez de pueblos numerosos. De las espadas forjarán arados; de las lanzas, podaderas. No alzará la espada pueblo contra pueblo, no se adiestrarán para la guerra. Casa de Jacob, ven; caminemos a la luz del Señor.

Isaías (Isaias recibió la vocación profetica a los 21 años de edad. Sus mensajes son de salvación para todas las mujeres y hombres del mundo y nos hace hincapié en la Santidad de Dios y vivir en la fe por mediación de él. Todo del Antiguo Testamento)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Dom Nov 27, 2016 10:48 am

Domingo Primero de Adviento
Segunda Lectura

Daos cuenta del momento en que vivís; ya es hora de espabilarse, porque ahora nuestra salvación está más cerca que cuando empezamos a creer. La noche está avanzada, el día se echa encima: dejemos las actividades de las tinieblas y pertrechémonos con las armas de la luz. Conduzcámonos como en pleno día, con dignidad. Nada de comilonas ni borracheras, nada de lujuria ni desenfreno, nada de riñas y pendencias. Vestíos del Señor Jesucristo y que el cuidado de nuestro cuerpo no fomente los malos deseos.

Romanos (Pablo, acaba su misión en Asia y Europa Oriental y ahora desea comenzar su nueva misión en Occidente haciendo una escala en Roma, corazón del Imperio. Todo del Nuevo Testamento) 13, 11 – 14a
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Dom Nov 27, 2016 10:56 am

Domingo Primero de Adviento
Que alegría cuando me dijeron: vamos a la casa del Señor
Santo Evangelio

Dijo Jesús a sus discípulos: <<Cuando venga el Hijo del hombre Pasará como en tiempo de Noé. Antes del diluvio la gente comía y bebía y se casaba, hasta el día en que Noé entró en el arca; cuando menos lo esperaban llegó el diluvio y se los llevó a todos; lo mismo sucederá cuando venga el Hijo del hombre: dos hombres estarán en el campo: a uno se lo llevarán y a otro lo dejarán; dos mujeres estarán moliendo: a una se la llevarán y a otra la dejarán. Por tanto estad en vela porque no sabéis que día vendrá vuestro Señor. Comprended que si supiera el dueño de casa a que hora de la noche viene el ladrón, estaría en vela y no dejaría abrir un boquete en su casa. Por eso estad también vosotros preparados, porque a la hora que menos penséis viene el Hijo del hombre>>.

Mateo  24,  3744
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Dom Nov 27, 2016 11:00 am

Domingo Primero de Adviento
Reflexión del Evangelio

JESÚS, al inicio del nuevo Año Litúrgico (Ciclo A) que hoy comienzo con toda tu Iglesia, vuelvo a escuchar tu consejo: estad en vela. Me pongo en camino, recorriendo tus pasos, con la esperanza del Adviento que prepara tu venida. Le pido a tu Madre que sea mi compañera de camino y mi modelo de fe. Nadie como ella supo esperarte y acogerte.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Lun Nov 28, 2016 7:43 am

Lunes Primera Semana de Adviento
Santo Evangelio

Al entrar Jesús en Cafarnaún, un centurión se le acercó rogándole: <<Señor tengo en casa un criado que está en cama paralítico y sufre mucho>>. Jesús le contestó: <<Voy yo a curarlo>>. Pero el centurión le replicó: <<Señor no soy quien para que entres bajo mi techo. Basta que lo digas de palabra, y mi criado quedará sano. Porque yo también vivo bajo disciplina y tengo soldados a mis órdenes; y le digo a uno: “Ve”, y va; al otro: “Ven”, y viene; a mi criado: “Haz esto”, y lo hace>>. Al oírlo, Jesús quedó admirado y dijo a los que le seguían: <<Os aseguro que en Israel no he encontrado en nadie tanta fe. Os digo que vendrán muchos de Oriente y Occidente y se sentarán con Abrahán, Isaac y Jacob en el reino de los cielos>>.

Isaías 2, 1 – 5
Salmo 121, 1 – 9
Mateo 8, 511
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Lun Nov 28, 2016 7:47 am

Lunes Primera Semana de Adviento
Reflexión del Evangelio

JESÚS, quienes no te conocían y descubren la grandeza de tu amor, se quedan deslumbrados, y nos dan lecciones de fidelidad a quienes desde que nacimos vivimos en ambiente cristiano. Yo quiero mirarte con ojos nuevos, dejándome sorprender por la grandeza de tu amor, para amarte con corazón nuevo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Mar Nov 29, 2016 8:16 am

Martes Primero de Adviento
Santo Evangelio

Lleno de la alegría del Espíritu Santo, exclamó Jesús: <<Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y a los entendidos, y las has revelado a la gente sencilla. Si, Padre, porque así te ha parecido bien. Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce quien es el Hijo, sino el Padre; ni quien es el Padre, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiere revelar>>. Y volviéndose a sus discípulos, les dijo aparte: <<¡Dichosos los ojos que ven lo que vosotros veis! Porque os digo que muchos profetas y reyes desearon ver lo que veis vosotros, y no lo vieron; y oír lo que oís, y no lo oyeron>>.

Isaías 11, 1 – 10
Salmo 71, 2. 7 – 8. 12 – 13. 17
Lucas 10, 2124
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Mar Nov 29, 2016 8:21 am

Martes Primero de Adviento
Reflexión del Evangelio

JESÚS, también yo uno mi voz a la tuya para dar gracias al Padre porque ha elegido a la gente sencilla para revelarle la palabra de vida, que eres tú. ¿Me ves entre los que te escuchan? Prefiero estar entre los sencillos elegidos que entre los sabios y entendidos. Si, quiero ser discípulo tuyo, amigo tuyo, y, con tus apóstoles, ver lo que ellos vieron y escuchar lo que tu enseñas. Hoy te pido que alejes de mi corazón el orgullo y me des la mansedumbre y la humildad del corazón cristiano.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Miér Nov 30, 2016 7:51 am

Miércoles Primero de Adviento
Fiesta de San Andrés, Apóstol

Santo Evangelio

Pasando Jesús junto al lago de Galilea, vio a dos hermanos, a Simón, al que llaman Pedro, y a Andrés, su hermano, que estaban echando el copo en el lago, pues eran pescadores. Les dijo: <<Venid y seguidme, y os haré pescadores de hombres>>. Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron. Y, pasando adelante, vio a otros dos hermanos, a Santiago hijo de Zebedeo, y a Juan, que estaban en la barca repasando las redes con Zebedeo, su padre. Jesús los llamó también. Inmediatamente dejaron la barca y a su padre y lo siguieron.

Romanos 10, 9 – 18
Salmo 18, 2 – 5
Mateo 4, 1822
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Miér Nov 30, 2016 7:56 am

Miércoles Primero de Adviento
Reflexión del Evangelio

SEÑOR, tu mirada, tu palabra, tu bondad, todo tu ser debía tener la fuerza del más poderoso imán, para que aquellos jóvenes discípulos de Juan te siguieran sin titubear, con asombrosa prontitud, dejándolo todo. ¿Qué vieron en ti? La vida, el trabajo, la familia no se deja inmediatamente por cualquier motivo. Ah, si yo pudiera verte, escuchar tu voz, vivir contigo. Pero eso solo podrá ser en la otra vida. Concédeme sentirte más cerca, más vivo, y seguirte sin regateos, con la plena generosidad de aquellos jóvenes entusiasmados por ti y por la misión.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Jue Dic 01, 2016 8:24 am

Jueves Primero de Adviento
Santo Evangelio

Dijo Jesús a sus discípulos: <<No todo el que me dice “Señor, Señor” entrará en el reino de los cielos, sino el que cumple la voluntad de mi Padre que está en el cielo. El que escucha estas palabras mías y las pone en practica se parece a aquel hombre prudente que edificó su casa sobre roca. Cayó la lluvia, se salieron los ríos, soplaron los vientos y descargaron contra la casa; pero no se hundió, porque estaba cimentada sobre roca. El que escucha estas palabras mías y no las pone en practica se parece a aquel hombre necio que edificó su casa sobre arena. Calló la lluvia, se salieron los ríos, soplaron los vientos y rompieron contra la casa, y se hundió totalmente>>.

Isaías 26, 1 – 6
Salmo 117, 1. 8 – 9. 19 – 21. 25 – 27
Mateo 7, 21. 2427
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Jue Dic 01, 2016 8:30 am

Jueves Primero de Adviento
Reflexión del Evangelio

JESÚS, no te valen palabras huecas que no respondan a una vida fundada solidamente en ti. Si te invoco como Señor he de ser tu siervo consecuente que hace lo que agrada a su Señor, que cumple la voluntad de Dios. De este modo, mi fe será como la casa del hombre prudente que edificó sobre la roca: esa roca eres tú, contra quien no pueden lluvias de promesas humanas, ríos desbordados de riquezas, ni vientos de novedades que amenazan la sólida vida cristiana. Tú me das esa fuerza para servirte con las obras de misericordia a favor de los más necesitados.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Vie Dic 02, 2016 7:25 am

Viernes Primero de Adviento
Santo Evangelio

Dos ciegos seguían a Jesús, gritando: <<Ten compasión de nosotros, hijo de David>>. Al llegar a la casa se le acercaron los ciegos, y Jesús les dijo: <<¿Creéis que puedo hacerlo?>>. Contestaron: <<Sí, Señor>>. Entonces les tocó los ojos, diciendo: <<Que os suceda conforme a vuestra fe>>. Y se les abrieron los ojos. Jesús les ordenó severamente: ¡Cuidado con que lo sepa alguien!>>. Pero ellos, al salir, hablaron de él por toda la comarca.

Isaías 29, 17 – 24
Salmo 26, 1. 4. 13 – 14
Mateo 9, 2731

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Vie Dic 02, 2016 7:30 am

Viernes Primero de Adviento
Reflexión del Evangelio

JESÚS, yo creo que tú puedes curar mi ceguera para que yo pueda verlo todo con los ojos de la fe. ¡Que distintas ves tú las personas, las cosas, los acontecimientos! Nos miras con amor, como a los dos ciegos que te seguían gritando. Para mi ese gritar es importunar. Para ti es la expresión de su necesidad, es confianza en tu amor y en tu poder. Por eso: Que os suceda conforme a vuestra fe. Yo creo que tú puedes aportarme una nueva visión de la vida, con más amor. Y todo cambia a mejor, no solo para los demás, sino también para mí.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benedetto

avatar

Mensajes : 2304
Fecha de inscripción : 26/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   Sáb Dic 03, 2016 12:19 am

Sábado Primero de Adviento
Santo Evangelio

Jesús recorría todas las ciudades y aldeas, enseñando en sus sinagogas, anunciando el Evangelio del reino y curando todas las enfermedades y todas las dolencias. Al ver a las gentes, se compadecía de ellas, porque estaban extenuadas y abandonadas, como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos: <<La mies es abundante, pero los trabajadores son pocos; rogad, pues, al Señor de la mies que mande trabajadores a su mies>>. Y llamando a sus doce discípulos, les dio autoridad para expulsar espíritus inmundos y curar toda enfermedad y dolencia. A estos doce los envió con estas instrucciones: <<Id a las ovejas descarriadas de Israel. Id y proclamad que el reino de los cielos está cerca. Curad enfermos, resucitad muertos, limpiad leprosos, echad demonios. Lo que habéis recibido gratis, dadlo gratis>>.

Isaías 30, 19 – 21. 23 – 26
Salmo 146, 1 – 6
Mateo 9, 3510, 1. 68
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario   

Volver arriba Ir abajo
 
Lo que nos dice el Señor hoy (IV) : tiempo ordinario
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 11.Ir a la página : 1, 2, 3 ... 9, 10, 11  Siguiente
 Temas similares
-
» ¿Qué dice sobre España Benjamín Solari?
» Que dice dios acerca de los ataques de panico??
» Exorcista del Vaticano dice que el Yoga es del diablo
» Que dice la Biblia de la Salvacion??
» En que parte de La Biblia dice que es pecado celebrar la Navidad????

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
FORO COFRADÍAS :: ARCHIVO HISTÓRICO-
Cambiar a: